• LesEscribidores

Reina Maldita

Reina maldita que vive en mi corazón,

Me ordena las abrumadoras noches salir

Para ver la actuada luna con su son,

Para escuchar alguna estrella reír.

Santa inquisidora de tenues sueños

Y de mis más podridos pensamientos,

Lleva en sus hombros jadeos pequeños

Y de su boca salen cigotos cuentos.

¡Reina maldita! Tú me atemorizas,

Y yo no soy más que un masoquista;

¿Tus suspiros son el amor y las brisas?

Tus ojos son un misterio sin pista.

Anuncias con cada llanto mi angustia,

nubes grises en el techo del corazón,

vivo seco igual que aquella flor amustia

¿llueve un poco, será imaginación?

El suelo que pisas son ríos, mis venas,

Es el desagüe de tu putrefacto querer.

No obstante, no se libran de las penas,

Amaneció, vuelvo a verte al anochecer.



Harold Ortiz

0 views

© Todos los derechos reservados. Revista Les Escribidores

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon