¡Que hermoso, lo hermoso!

¡Qué hermoso sos!

Cuando lloras, cuando cedes,

cuando amas,

cuando dejas entrever sobre tus ramas

las raíces de las que estás sustentado.


¡Qué hermoso sos!

Cuando aún agitado por el viento

mantenes la calma y no te comportas violento,

cuando te expresas con belleza

sin dudar de tu sexo,

cuando no temes a ser vos mismo

y te arriesgas a ir contra todo estereotipo.


¡Qué hermoso sos, varón!

Cuando te comportas como verdadero

hombre,

cuando aceptas que no sabes todo

y te dejas enseñar,

cuando mostras tu lado sensible,

tu lado tierno,

tu lado humano.


Dily Lacayo


13 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo