• LesEscribidores

Personajes: Una pequeña guía a su creación

Updated: Jun 12


Escribir, así como puede ser un camino lineal, también puede ser la travesía más sinuosa que tengamos que atravesar. Sin embargo, en nuestra aventura llena de letras siempre hay un elemento clave que no se puede obviar, y ese elemento son: ¨Los personajes¨


Cabe destacar que antes de profundizar en esta temática uno debe comprender que nunca hay una manera correcta o incorrecta de crear y desarrollar a un personaje.

El escritor siempre deberá tener la decisión final y confiar lo suficiente en su juicio para saber qué es lo que más le atañe a su historia, sin embargo, a continuación, presentaremos un elemento que se puede crear para llevar un cierto control en lo que representa un personaje en una historia.


Este elemento que antes mencionaba se conoce como ficha del personaje. Sin lugar a duda esta herramienta se puede encontrar en el vasto mundo del internet, pero nosotros te daremos unas cuantas bases esenciales para que crees tu propia ficha básica e implementes más adelante elementos más específicos.


Nuestro equipo creó una ficha de personaje que te ayudará a transitar este mundo con cierta guía. Es una base. Tu personaje puede necesitar más descripción, más detalles. No temas agregar más hasta que se ajuste a ti.


1. La base del personaje


En esta parte de una ficha del personaje se colocarán los elementos de: nombre completo, edad, lugar de nacimiento, fecha de cumpleaños, entre otros. Estos puntos son aquellos que tu personaje utilizaría para rellenar una ficha con su información personal en un doctor o en un nuevo trabajo, y funciona para conocer los elementos más básicos que conformaran el tipo de persona que son.


En esta parte de la ficha se pueden profundizar algunos puntos, por ejemplo: si el personaje tiene un nombre completo, tal vez también tenga un apodo que le dio un familiar o amigo, si ese es el caso ¿Cuál es el sobrenombre y quien se lo dio? Como se puede desarrollar cada uno de los elementos básicos, esta en dependencia del escritor.


2. La apariencia del personaje


He aquí uno de los elementos icónicos de cualquier personaje, es la parte que cualquier lector logra apreciar desde un principio y con la cual asociara a este ser imaginario por el resto de la lectura. Entre los puntos que se tienen que tomar en consideración en esta parte se encuentran: Altura, tamaño, peso (tanto en libras como en aspecto corporal, entre más conozcamos al personaje en esta ficha, mejor), descripción de su cara (la forma, el color, si tiene alguna marca de nacimiento), descripción del cuerpo, entre otros.


3. La familia del personaje


¿Qué persona en el mundo no tiene alguna característica personal que proviene de la crianza de la familia? Ninguna, sin lugar a duda.


La familia, aunque esta puede que no se utilice en la historia, siempre formara parte fundamental de un personaje. Es por esto que se debe de intentar descubrir los siguientes puntos para profundizar en la caracterización de una persona: Nombre de la madre, nombre del padre, nombre de los hermanos, edades de estas personas, profesiones, alguna manía o gusto heredada por el personaje, el cómo son con el personaje, entre otros. Todo aquella información clave por pequeña que sea que haga a tu personaje quién es, la debes conocer y tener en cuenta.


En este punto también se puede añadir una descripción física de los familiares. Solo si uno, como el autor de la obra, lo considera necesario para un mayor entendimiento del personaje principal.


4. El pasado


El pasado de tus personajes juegan un papel esencial. Es este quién los llevó hasta su presente, se construyeron en esos hechos.


Este elemento puede ser diferente para cada escritor. Algunas formas en que puede ser contado o mostrado el pasado en la historia es a través de recuerdos de importancia para la historia, que le marcara la vida a nuestro personaje o que tenga relación con algún personaje secundario. También algún momento de importancia en la vida del personaje por el que sienta orgullo o vergüenza es una buena forma de conocer más a fondo su personalidad.


En este punto uno puede añadir nuevos elementos que se vayan generando en el camino, tal vez el personaje tuvo un trabajo único en el pasado o tal vez alguien lo traiciono de manera irremediable; todas estas decisiones y muchas más estarán siempre en las manos del autor. Siempre se debe recordar que la ficha de un personaje no es una camisa de fuerza, sino un elemento que ayudara a extender nuestra comprensión del personaje.


5. Reacción ante situaciones


Se suele decir que uno, como persona, no es marcado por las situaciones en las que se encuentra, si no por cómo reacciona a las mismas. Lo mismo sucede con los personajes. Esta parte de la ficha te ayudara a seguir un patrón y encontrar una homogeneidad u originalidad en cada personaje.


Ahora se debe contestar cómo reacciona tu personaje a situaciones de: peligro, sorpresa, celebración, tristeza, angustia y mucho más. Saber cómo reaccionará en cada momento puede ayudarte a darle vida, a darle características genuinas. Esto se puede realizar escribiendo una pequeña escena con tu personaje en una de estas situaciones o con una descripción breve de la reacción, la decisión siempre está en las manos del escritor. Imagina cómo actuaría ¿Lloraría? ¿Qué manías tendría? ¿Caminaría por la habitación? ¿Gritaría? No tienes límites. Dedícate a crear.


Con todos los elementos antes mencionados, trabajados y desarrollados, tendremos en nuestras manos un mapa importante al que podremos regresar en momentos de duda para intentar medir o comprender un poco mejor hacia dónde va nuestra historia y sin lugar a dudas, hacia donde va nuestro personaje.





0 views

© Todos los derechos reservados. Revista Les Escribidores

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon