• LesEscribidores

Deméter

Desde mi aislado silencio me ví al espejo

con estos ojos tan infames y huesudos.


Ví mi alma,

Ví tristeza,

Ví los pedazos de mi carne muerta


Te ví a vos arrancando la inocencia de mi amargo corazón


Débil corazón robado, ese que has aplastado

Desde mi silencio aislado veo este pobre corazón robado, tus duras manos lo han profanado


Oh, cruel descenso designado a este pobre corazón robado.


Ezis Luciana de Lautréamont

0 views

© Todos los derechos reservados. Revista Les Escribidores

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon